TRATAMIENTO DEL BRUXISMO CON BÓTOX

El bruxismo es el hábito inconsciente de apretar o rechinar los dientes que pueden provocar molestias en diferentes partes de la cabeza. El bruxismo provoca que los dientes duelan o se aflojen y llegan literalmente a pulverizarse o desmoronarse. Además de destruir el hueso que soporta el diente y causar problemas de articulación, tal como el síndrome de la articulación temporomandibular.

Para la mayoría de las personas, el bruxismo es un hábito inconsciente. En ocasiones, ningún hijo consciente del problema hasta que sus familiares o amigos les alertan del problema.

Afortunadamente se puede tratar con infiltraciones de BÓTOX (Toxina Botulínica Tipo A) es un trabajo eficaz y seguro que se convierte en una alternativa ideal al tratamiento del bruxismo. 

  • Eliminar dolores y cefaleas asociadas al bruxismo.
  • Frena el desgaste de los dientes.
  • Evita el desgaste articular.
  • Disminuye el dolor en general.

Una de las principales causas del bruxismo es el estrés , por eso se ha convertido en una patología cada vez más habitual en la población en general. .